¡Hola, querid@s arrinconad@s!

Como trabajo todos los días, habrán momentos en que demoraré en la actualización del blog o en responder sus comentarios, así que les pido paciencia, sepan que sí o sí cumpliré y seguiré con el blog cueste lo que me cueste. ¡Gracias!
Gabriella Yu

lunes, 30 de enero de 2017

La Historia del Cómic -El Fantástico Legado de un Niño con Camisón Amarillo- Parte 1

En febrero de 1895 nacía Yellow Kid, el personaje que pronto comenzó a utilizar los globos de diálogo que son esencia del relato de historietas. Marcó el comienzo de una larga y maravillosa historia: La Historia del Cómic. 

Todo empezó por él. Nació en enero de 1863 en Ohio, Estados Unidos, estudió en la escuela de arte de Cincinnati y a los veinticinco años emigró a París, donde se perfeccionó en el terreno del dibujo humorístico. De regreso a su país comenzó a trabajar para diversas publicaciones de cartoons, hasta que tuvo la posibilidad de llevar su talento a las páginas del New York World y crear el Yellow Kid. "Es un niño al que he querido desde el principio y que me ha acompañado desde entonces en toda mi vida", dijo Outcault sobre su creación. En mayo de 1902, cuando el Yellow Kid ya había dejado de publicarse, Outcault dio nacimiento a Buster Brown, otro recordado personaje que empezó siendo publicado en el New York Herald. Buster era un niño rubio, muy travieso, que siempre andaba acompañado por su bulldog Tige, y que llegó a convertirse casi en un símbolo de la recién nacida historieta. Richard F. Outcault murió en 1928 y las crónicas de los diarios de entonces lo despidieron llamándolo "el padre del cómic". 

El mundo vive tiempos de lógicas despedidas y notables cambios. Poco a poco, el siglo XIX llegaba a su inexorable final. En Inglaterra aún reinaba la casi inmortal Victoria, los buscadores de oro invadían Alaska, el ruso Kandinsky creaba el arte abstracto y los hermanos Lumiére inventaban el cine en París. En medio de esa época de nostalgia y progreso, de señores de cigarros altivos y damas de polleras cada vez más cortas que tímidamente empezaban a perder el pudor, apareció un extraño personaje de camisón largo y rasgos orientales. Su creador, Richard Felton Outcault, lo llamó Yellow Kid y comenzó a publicarlo en las páginas del suplemento cómico a color del New York World, el diario de mayor tirada de los Estados Unidos por aquel entonces. Sin saberlo, Outcault abría las puertas al nacimiento del cómic. Considerado por muchos como un hermano menor de la literatura, el cómic es uno de los fenómenos más singulares y masivos de nuestra modernidad. Su muy particular lenguaje, su esencia fantasiosa y la enorme capacidad para generar cambios culturales a partir de algunas de sus creaciones, lo han convertido con justicia en el noveno arte. Bautizado como comic en los países de habla inglesa, es también conocido como tebeo por los españoles, fumetto por los italianos, bande desineé por los franceses, manga por los japoneses y cómic o historieta por los latinoamericanos. Nombres distintos para una única y maravillosa manifestación que forma parte del inconsciente colectivo de nuestros tiempos. 


Si bien existen historiadores que pretenden encontrar sus raíces en algunas pinturas egipcias o en ciertos tapices medievales, lo cierto es que su inequívoco nacimiento tuvo lugar con la tira The Yellow Kid (El Chico Amarillo). El personaje era un niño de rasgos entre chino e irlandés que se fue destacando, poco a poco, entre las figuras del fondo de una serie de chicos de los suburbios que Outcault titulaba como Hogan's Alley. De ojos rasgados y dientes separados, el Yellow Kid se caracterizaba por vestir un inmenso camisón amarillo en donde con el correr del tiempo comenzaron a incorporarse en su frente algunas leyendas ocurrentes, de corte filosófico-humorístico. Estas leyendas eran medios de expresión del personaje que de alguna forma hablaba a través de su camisón. 

En 1896 el Chico Amarillo se mudó a las páginas del New York Journal. El cambio supuso un nuevo tiempo para el personaje, que comenzó a abandonar las viñetas aisladas en las que aparecía hasta entonces para transitar un mundo de ilustraciones secuenciadas: allí publicó Outcoult, el 25 de octubre de 1896, la tira titulada The Yellow Kid and his new Phonopuph, en la que el Kid y un loro escondido en el fonógrafo; entablan un diálogo seriado donde aparecen por primera vez los globos para indicar la expresión verbal de los personajes y su inserción en el dibujo para ser comprendidos. Esa ya legendaria tira es considerada como el primer episodio del cómic de la historia. Es decir como el inicio de toda una era. 

El Yellow Kid siguió en las páginas del Journal hasta 1898, cuando Outcault se vio forzado a retirar su creación del periódico porque el conflicto armado que tuvo lugar ese año entre los Estados Unidos y España provocaba el rechazo público hacia el color amarillo, identificado con la bandera española. Para ese entonces ya había aparecido en el suplemento del Journal la tira The Katzenjammer Kids, una historieta creada por el dibujante Rudolph Dirks, que tenía por protagonistas a dos gemelos rebeldes que se la pasaban haciendo travesuras y cuya lengua era una jerga donde se mezclaban palabras del inglés y el alemán. Publicadas por primera vez el domingo 12 de diciembre de 1897, las aventuras de los gemelos que volvían locos a un capitán barbado y a una madre regordeta que trataban en vano de controlarlos se convirtieron de inmediato en los grandes sucesores del Chico Amarillo. El ritmo vertiginoso de las travesuras y los retos constantes llevaron a Dirks a utilizar en forma repetida los globos de diálogo creados por Outcault unos años antes. Así, The Katzenjammer Kids se convirtió en el segundo firme escalón de la historia de los cómics. A partir de allí, la historieta y sus mágicos globos de diálogo estaban definitivamente consolidados. 


 ¡Continuará!

Fragmento extraído de la revista MUY ESPECIAL de Muy Interesante
publicado por Televisa en Argentina en Enero del 2016.
Algunos fragmentos e imágenes no fueron publicados aquí, si quieres el artículo completo,
 por favor, compra la revista impresa en papel, ayuda a quienes hacen todo esto posible.

Las imágenes publicadas aquí tienen derechos de autor

¡Espero que les haya gustado!
¡Gracias por leer!
¡Nos vemos en la próxima entrada!
¡Cuídense mucho y aprendan mucho!
Sayounara Bye Bye!

Gabriella Yu

2 comentarios :

  1. Interesante Artículo. Nunca se me ocurrio que la historia del comic sea tan extensa y digna de llamar la atención. (k)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y eso que falta mucha más info sobre el tema... :) ¡Te va a interesar aún más! ¡Besos y gracias por estar aquí siempre! :>)

      Eliminar

DEJA TU COMENTARIO, SIEMPRE CON RESPETO O LO ELIMINARÉ.
ANTES DE PREGUNTAR ALGO, BUSCA PRIMERO LA RESPUESTA EN LOS COMENTARIOS ANTERIORES.

SI QUIERES INSERTAR UNA IMAGEN USA ESTE CÓDIGO:
[img]URL de la imagen[/img]
SI QUIERES INSERTAR UN VIDEO USA ESTE CÓDIGO:
[video]URL del video[/video]
NO INCLUYAS MATERIAL INADECUADO O TU COMENTARIO SERÁ ELIMINADO.

SI NO RESPONDO TU COMENTARIO UN DÍA DESPUÉS DE QUE LO PUBLICASTE, SEGURO QUE ESTOY MUY OCUPADA CON MI TRABAJO O QUE NO TENGA INTERNET, ASÍ QUE PIDO DISCULPAS POR LAS DEMORAS Y RUEGO QUE SEAS PACIENTE HASTA QUE PUEDA RESPONDERTE. ¡GRACIAS!

:) :-) :)) =)) :( :-( :(( :d :-d @-) :p :o :>) (o) [-( :-? (p) :-s (m) 8-) :-t :-b b-( :-# =p~ :-$ (b) (f) x-) (k) (h) (c) cheer
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...